Los hombres son separados de las mujeres de inmediato.

Llegada a Auschwitz

Auschwitz-Birkenau Prisioneros en el andén de Auschwitz-Birkenau.
  • Imprimir

En el andén de Auschwitz-Birkenau, los hombres son separados de las mujeres. Los médicos nazis determinan qué prisioneros serán asesinados inmediatamente.

A la tercera noche, el tren se detiene repentinamente. Son alrededor de las dos de la madrugada. Las puertas de los vagones se abren. «¡Bájense! ¡Rápido, más rápido!», les gritan unos hombres vestidos en trajes a rayas, que los obligan a dejar sus equipajes a bordo del tren. 

Separados

Son prisioneros de Auschwitz, cuya tarea consiste en sacar de los trenes a la gente a medida que va llegando. En el andén patrullan soldados de la SS con perros. Llevan látigos en la mano. Unos reflectores muy potentes iluminan los andenes. Los hombres tienen que colocarse de un lado, las mujeres del otro. Es la última vez que Otto Frank ve a su mujer y a sus hijas.

Médicos de la SS examinan a cada uno de los prisioneros. Niños, ancianos y enfermos son enviados a las cámaras de gas; los demás detenidos, a las barracas. Los ocho escondidos de la Casa de Atrás son alojados en las barracas.

Selección de prisioneros en el andén de Auschwitz-Birkenau Médicos nazis determinan qué prisioneros deben morir enseguida.

A Westerbork Los escondidos van a parar primero al campo de tránsito de Westerbork

El 8 de agosto de 1944, los ocho escondidos son trasladados en un tren de pasajeros al campo de Westerbork, donde van a parar…

Más...

Deportación a Auschwitz A todos los escondidos los trasladan a Auschwitz al mismo tiempo

Desde Westerbork parten cada tanto trenes con rumbo a los campos de concentración en el Este...

Más...

Llegada a Auschwitz Los hombres son separados de las mujeres de inmediato

En el andén de Auschwitz-Birkenau, los hombres son separados de las mujeres...

Más...