Margot y Ana Frank mueren al Bergen-Belsen.

La suerte de las escondidas mujeres

El campo de Bergen-Belsen El campo poco después de la liberación.
  • Imprimir

Después de la llegada a Auschwitz-Birkenau, y habiendo pasado la selección, Edith, Ana y Margot son alojadas juntas en una barraca. Auguste van Pels va a parar probablemente a otro sector del campo. Durante el día, los prisioneros tienen que trabajar, por ejemplo cargar piedras o trabajar la tierra. A veces los obligan a quedarse horas enteras en formación a la intemperie, para contarlos.

Otto regressa

Tiene la esperanza de que Ana y Margot estén aún con vida.

Más

Edith Frank

En el invierno de 1944, el ejército ruso viene avanzando. Los nazis quieren llevarse a Alemania al mayor número prosible de prisioneros que aún estén en condiciones de trabajar. Examinan a todas las mujeres. Edith queda descartada. Luego les toca a Margot y Ana. Rosa de Winter-Levy es testigo: "Entonces les llegó el turno a las niñas. (...) Permanecieron allí unos instantes, desnudas y repadas. Ana nos miró a los ojos con su carita inocente y luego desaparecieron. Ya no pudimos ver lo que sucedía detrás de los reflectores. La señora Frank exclamó: «¡Las niñas! ¡Ay, Dios mío...!»." A fines de octubre o principios de noviembre de 1944, Margot y Ana Frank son trasladadas en un tren atestado de gente al campo de concentración de Bergen-Belsen. Edith Frank se queda en Auschwitz, donde cae enferma y fallece el 6 de enero de 1945.

Margot y Ana en Bergen-Belsen

Después de un terrible viaje en tren que dura tres días, Margot y Ana Frank llegan a Bergen-Belsen, un campo de concentración al que son trasladadas cada vez más prisioneras desde otros lugares. Como el campo ya está repleto a su llegada, se las aloja en tiendas. Cuando a los pocos días un vendaval las destruye, las prisioneras recién llegadas van a parar a alguno de los barracones abarrotados.

Prisioneras de Bergen-Belsen Prisioneras de Bergen-Belsen, poco después de la liberación del campo por el ejército británico.

Auguste van Pels

A finales de noviembre de 1944 llega a Bergen-Belsen otro tren cargado de prisioneras procedentes de Auschwitz. Entre ellas se halla ,probablemente, también Auguste van Pels, que de este modo se reencuentra con Margot y Ana Frank. Sin embargo, unos meses después debe abandonar el lugar. La trasladan a Raguhn, una sección del campo de concentración de Buchenwald. De allí la envían a Theresienstadt. Durante el traslado, entre el 9 de abril y el 8 de mayo de 1945, matan a Auguste van Pels.

Margot y Ana mueren

En el invierno de 1944-1945, las condiciones imperantes en Bergen-Belsen empeoran aún más. Hay poca comida y las condiciones de higiene son dramáticas. Muchas prisioneras enferman. Margot y Ana Frank contraen el tifus y fallecen unas semanas antes de la liberación del campo.

La primera que se cayó de la cama al suelo de piedra fue Margot; ya no era capaz de incorporarse. Ana falleció al día siguiente.

Janny Brilleslijper
Prisioneros liberados en el campo de Bergen-Belsen.

La suerte de los hombres Sólo Otto Frank sobrevive a los campos

Otto Frank, Fritz Pfeffer, Hermann van Pels y su hijo Peter seguirán juntos...

Más...

La suerte de las mujeres Ana y Margot mueren en Bergen-Belsen

Después de la llegada a Auschwitz-Birkenau, y habiendo pasado la selección, Edith, Ana y Margot son alojadas juntas en una…

Más...

Los últimos días de Margot y Ana Frank El final

Cuando los ejércitos rusos avanzan hacia el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, situado en en la Polonia ocupada por…

Más...