En busca de otros delatores

Más sospechosos

Boek van Melissa Mueller
Portada del libro de Melissa Müller Ana Frank, la biografía.
  • Imprimir

En 1998, Melissa Müller afirmó en su biografía de Ana Frank que la delatora podría haber sido Lena Hartog-van Bladeren. Dos años después, en su biografía de Otto Frank, Carol Ann Lee lanzó una nueva teoría: según ella, el delator debió de ser Tonny Ahlers. Más tarde surgieron sospechas sobre otras personas.

Lena Hartog-van Bladeren

En 1998 se publicó una biografía de Ana Frank escrita por Melissa Müller. En su libro, la autora afirma que el segundo mozo de almacén, Lammert Hartog, seguramente también sabía de la existencia de los judíos escondidos, al igual que Lena Hartog-van Bladeren, su mujer. Ella no solo hacía trabajos de limpieza en Prinsengracht 263, sino también en casa de Petrus y Anna Genot. Petrus trabajaba en la empresa del hermano de Kleiman.

Cuando Lena Hartog es interrogada en 1948, no declara a la policía el hecho de que ha trabajado en Prinsengracht 263. Según declaraciones de Anna Genot, hechas en 1948, Lena le confesó en julio de 1944 que estaba muy preocupada por la seguridad de su marido, ya que en Prinsengracht había judíos escondidos. También a Bep le habría dicho que las vidas de todos ellos corrían peligro si ese hecho se descubría.

Melissa Müller sugiere en su libro que los escondidos fueron delatados muy probablemente por Lena Hartog-van Bladeren. Sin embargo, no existe ninguna prueba. Lo cierto es que las investigaciones realizadas en 1948 y 1963/64 se centraron demasiado en Willem van Maaren y que el papel desempeñado por Lena Hartog-van Bladeren y su esposo nunca se investigó seriamente.

Tonny Ahlers

Otto Frank y Tonny Ahlers se conocen en abril de 1941, es decir, antes del pase a la clandestinidad de los Frank. En una ocasión, al entrevistarse con un conocido suyo, Otto Frank le manifiesta sus dudas respecto de una victoria del ejército alemán. Seguidamente, el conocido lo delata enviando una carta a la Gestapo. Tonny Ahlers, que frecuenta círculos del partido nazi holandés NSB y de la Sicherheitsdienst, intercepta la carta y exige dinero a Otto Frank a cambio de su silencio.

En opinión de Carol Ann Lee, no será la única vez que Tonny Ahlers chantajee a Otto Frank. Ahlers afirmará después de la guerra que estaba al corriente de la existencia de la casa de atrás. A pesar de que la autora describe sistemáticamente a Ahlers como de poco fiar y mentiroso, según ella, él es el autor de la traición.

Investigación del NIOD

En 2003, el Instituto de Documentación de Guerra de los Países Bajos (NIOD) examina las teorías en torno a Lena Hartog-van Bladeren y Tonny Ahlers. Ambas teorías fueron sopesadas y se las consideró no demasiado contundentes.

La conclusión definitiva recogida en el informe del NIOD reza:

«Lamentablemente, tenemos que atenernos a lo que ya comprobamos en 1986: 'Los hechos reales ya no podrán reconstruirse.' Sin duda, cuesta aceptarlo, porque está claro que nos habría gustado revelar la identidad del delator o los delatores, para poder poner punto final a esta parte de la historia de Ana Frank. Pero no es el caso. Con todo, no se excluye la posibilidad de que en el futuro aparezcan nuevas hipótesis en torno a la delación. Habrá que ver si éstas se basan en fuentes fidedignas».

Baje el informe del NIOD (inglés).

Documentación de Guerra de los Países Bajos

Nuevas hipótesis

Desde entonces se han barajado nuevas hipótesis. El periodista Sytze van der Zee culpa a Ans van Dijk, delatora durante la guerra, ejecutada en 1948. Joop van Wijk, en colaboración con Jeroen de Bruyn, publicó un libro sobre su madre, Bep Voskuijl, una de las protectoras de los escondidos. En él, los autores sugieren la complicidad de Nelly, hermana de Bep, a causa de sus contactos con militares alemanes. La Casa de Ana Frank no encuentra ningún motivo para adherirse a esta sospecha.

Investigación en base a suposiciones y sospechas Un mozo de almacén es considerado el probable delator

Nunca ha quedado claro si los escondidos fueron delatados o, de haber sido así, quién fue el traidor...

Más...
Boek van Melissa Mueller

Más sospechosos En busca de otros delatores

En 1998, Melissa Müller afirmó en su biografía de Ana Frank que la delatora podría haber sido Lena Hartog-van Bladeren...

Más...