Desde hacer la compra hasta levantar los ánimos.

Muchas tareas

Una lista de la compra En la que figuran: morcilla, morcilla de hígado, patas de ternera o una cabeza de ternera pequeña. La lista la confeccionó Hermann van Pels para Miep Gies.
  • Imprimir

Ellos les procuran alimentos, ropa, libros y muchas cosas más. Además, los mantienen al corriente de las últimas noticias que llegan de la ciudad.

Ana escribe:

“Miep parece un verdadero burro de carga, siempre llevando y trayendo cosas. Casi todos los días encuentra verdura en alguna parte y la trae en su bicicleta, en grandes bolsas colgadas del manillar. También nos trae todos los sábados cinco libros de la biblioteca. (...) Es que la gente corriente no sabe lo que significa un libro para quienes estamos escondidos”

¿Quién es quién?

Escondidio y protectores.

Los protagonistas

Divisíon del tareas

Fuera de la casa, varias personas se reparten una serie de tareas: Miep Gies y Bep Voskuijl cubren las necesidades víveres de los escondidos, Johannes Kleiman y Victor Kugler velan por su seguridad y se encargan de financiar sus gastos.

Boeken die Anne tijdens de onderduik las
Miep también trae todas las semanas libros de la biblioteca

Jan Gies y el señor Voskuijl

También Jan Gies, esposo de Miep, y Johan Voskuijl, padre de Bep, participan en la ayuda a los escondidos: Gracias a su participación en la Resistencia de empleados públicos, Jan Gies consigue cupones de racionamiento, mientras que el señor Voskuijl, capataz del almacén, fabrica la estantería giratoria que disimula el acceso a la casa de atrás.

Aparte de alimentos, los habitantes del refugio tienen, naturalmente, otras necesidades; para cubrirlas, pueden contar con sus protectores. Así, por ejemplo, Bep Voskuijl se matricula personalmente en varios cursos de taquigrafía y latín por correspondencia destinados a los escondidos.

Cinema y Theater

Victor Kugler provee de periódicos y revistas a sus protegidos. Especialmente para Ana Frank, trae todas las semanas un ejemplar de la revista «Cinema & Theater». En su diario, Ana apunta al respecto: "El señor Kugler me da una gran alegría todos los lunes, cuando me trae la revista Cinema & Theater. Aunque los menos mundanos de entre mis convecinos opinan que estos obsequios son un despilfarro y que con ellos se me malcría, se quedan sorprendidos una y otra vez por la exactitud con que, después de un año, recuerdo todos y cada uno de los nombres de las figuras que actúan en una determinada película."

Cinema & theater
Cinema y Theater

El sol de la casa de atrás

También Johannes Kleiman trae libros y pasa a veces con su mujer los fines de semana a visitar a los escondidos. Ana escribe acerca de él en su diario: '' «Cuando viene el señor Kleiman, sale el sol», ha dicho mamá hace poco, y tiene razón". También los otros protectores visitan a los ocupantes de la casa de atrás en sus días libres.

Cuatro miembros del personal Cuatro de los colaboradores de Otto ayudan a los escondidos

Los ocupantes del escondite cuentan con la ayuda de cuatro empleados de Otto Frank: Miep Gies, Johannes Kleiman, Victor…

Más...

Muchas tareas Desde hacer la compra hasta levantar los ánimos

Ellos les procuran alimentos, ropa, libros y muchas cosas más...

Más...