Margot Frank

Margot es tres años mayor que Ana. Es ordenada, tranquila y saca buenas notas en la escuela. Miep Gies dice sobre ella: "Con Margot no he tenido ningún contacto; estaba presente, y eso era todo". Ana confirma esa imagen. Acerca de Margot a la mesa escribe: "Come como un ratoncito, nunca dice nada". Cuando pasan a la clandestinidad, Ana y Margot se pelean varias veces. Pero otras son amigas y hablan de todo.

Margot sueña con emigrar después de la guerra a Palestina (por entonces mandato británico) para hacerse enfermera neonatóloga, escribe Ana. Otto declara más tarde que Ana quería estudiar Medicina.

Los planes de futuro de Margot

Ana y Margot hablan a menudo de sus proyectos de futuro, aunque al principio Margot prefiere no hablar del tema. En su diario, Ana escribe lo siguiente el 14 de octubre de 1942: "Anoche estábamos acostadas en mi cama Margot y yo. Había poquísimo espacio, pero por eso justamente era muy divertido. Me pidió que le dejara leer mi diario. ‘Sólo algunas partes’, le contesté, y le pedí el suyo. Me dejó que lo leyera. Así llegamos al tema del futuro, y le pregunté qué quería ser cuando fuera mayor. Pero no quiso decírmelo, se lo guarda como un gran secreto. Yo he captado algo así como que le interesaría la enseñanza. Naturalmente, no sé si le convendrá, pero sospecho que tirará por ese lado. En realidad no debería ser tan curiosa."

Más...

Margot y Peter

En la casa de atrás, Ana Frank se enamora de Peter van Pels. Ana cree que también Margot está enamorada de Peter y está muy preocupada. Pero se preocupa innecesariamente. Margot le escribe una simpática cartita. El 20 de marzo de 1944, Ana escribe en su diario: "Una prueba del espíritu bondadoso de Margot. Esto lo he recibido hoy, 20 de marzo de 1944: Ana, cuando ayer te dije que no tenía celos de ti, sólo fui sincera contigo a medias. La verdad es que no tengo celos de ti ni de Peter, sólo que lamento un poco no haber encontrado aún a nadie –y seguro que por el momento tampoco lo encontraré– con quien hablar de lo que pienso y de lo que siento. Pero eso no quita que os desee de todo corazón que podáis teneros confianza mutuamente. Aquí ya echamos de menos bastantes cosas que a otros les resultan muy naturales."

Más...

Margot estudia latín

Bep Voskuijl pidió un curso de latín por correspondencia utilizando su propio nombre. Hacían como si fuera ella la alumna, pero en realidad era Margot la que hacía las tareas y estudiaba con tesón.

Más...

16 de febrero de 1926

Nace en Francfort del Meno.

1929

Nace su hermanita Ana.

1932

Margot va por primera vez a la escuela, la Ludwig Richter Schule.

1933

Margot Frank emigra con sus padres a Holanda.

4 de enero de 1934

Primer día de clase de Margot en Ámsterdam.

16 de febrero de 1934

Ana llega a Ámsterdam como «sorpresa de cumpleaños».

1941

Margot tiene que cambiarse al liceo judío.

5 de julio de 1942

Margot recibe una citación; debe presentarse para ser enviada a un «campo de trabajo» en Alemania.

6 de julio de 1942

Margot se esconde con sus padres y hermana en la casa de atrás de Prinsengracht 263.

4 de agosto de 1944

Los escondidos son detenidos y enviados al campo de tránsito de Westerbork (Holanda).

3 de septiembre de 1944

Deportación al campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau (en la Polonia ocupada por Alemania).

6 de septiembre de 1944

Llegada a Auschwitz-Birkenau. Margot sobrevive a la selección.

finales de octubre/principios de noviembre de 1944

Margot es deportada junto con Ana al campo de concentración de Bergen-Belsen (Alemania).

febrero de 1945

Margot fallece en Bergen-Belsen por causa del tifus.

El entorno de Margot

Edith Frank Madre de Ana y Margot, esposa de Otto

A Edith le cuesta habituarse a Holanda

Más...

Otto Frank Padre de Ana y Margot, esposo de Edith

Otto funda una empresa en Holanda. Después su familia podrá reunirse con él

Más...

Ana Frank Hija de Otto y Edith, hermana de Margot

A Ana le gusta hacer bromas, aunque también posee un lado serio

Más...

Lo que Ana escribe sobre Margot

"Margot es muy buena conmigo y quisiera ser mi confidente, pero sin embargo yo no puedo contarle todas mis cosas. Me toma en serio, demasiado en serio, y reflexiona mucho sobre su hermanita loca, me mira con ojos inquisitivos cuando le cuento algo y siempre se pregunta: '¿Me lo dice en serio o me lo dice por decir?'"