De refugio a museo - Historia de la Casa de Ana Frank (3)

Renovación, ampliación y gestión

  • Imprimir

Tras su restauración e inauguración, en 1960, la Casa de Ana Frank fue objeto de renovaciones a fondo en otras dos oportunidades. Salvo la construcción de una pasarela, en todos esos años la propia casa de atrás, es decir, el lugar donde permanecieron los escondidos durante la guerra, se mantuvo en su estado original en la medida de lo posible. Sin embargo, en la casa de delante y en el edificio de Prinsengracht 265 sí se realizaron con el correr del tiempo varias reformas, atendiendo a necesidades museísticas.

Conservación de la habitación de Ana

Restauración del empapelado con las imágenes

Más

La residencia de estudiantes edificada a finales de la década de los cincuenta en la esquina de Prinsengracht y Westermarkt se derribó en los años noventa y se sustituyó por un edificio con salas de museo, despachos para la plantilla de la Casa de Ana Frank y, en parte, viviendas destinadas (nuevamente) a estudiantes.

Otto Frank en burgermeester Van Hall (rechts) met echtegenote voor het pand Prinsengracht 263 FH dat wordt gerestaureerd. Bord No admittance during restauration in drie talen
De arriba abajo: Otto Frank junto al alcalde Gijsbert Van Hall (derecha) y su esposa frente al edificio de Prinsengracht 263, en vías de restauración; cartel "Cerrado durante la restauración" en tres idiomas.

La única renovación durante la cual la casa estuvo cierto tiempo cerrada al público se realizó entre 1970 y 1971, y se vio directamente motivada por el creciente número de visitantes, que en las vacaciones de verano superaban a veces las 1.500 personas por día. Ese número resultaba casi imposible de gestionar, sobre todo porque todos los visitantes debían entrar y salir haciendo el mismo recorrido, generándose grandes atascos. Por tanto, se adoptó la decisión de proceder a una renovación rigurosa.

La Casa de Ana Frank estuvo cerrada por motivo de restauración entre octubre de 1970 y febrero de 1971. Además de vigas nuevas, suelos y revoques, en la planta superior de la casa de atrás se construyó también una pasarela para comunicarla con la casa de delante.

De este modo, los visitantes ya no necesitaban volver a pasar por la estantería giratoria ni bajar las empinadas escaleras y se producía un flujo de visitantes en un único sentido. Fue un cambio radical, que en cierta medida acababa con la sensación de encierro que se percibía en el refugio, pero el número de visitantes hizo inevitable esa ruptura.

La renovación de principios de los años setenta se financió en gran parte con dinero reunido a través de una popular emisión radiofónica (el programa Van Harte [“De corazón”], de la emisora VARA), en la que reporteros y voluntarios recaudaban fondos para financiar obras de bien público.

A principios de la misma década también se decidió cobrar entrada al público, inicialmente en contra de la voluntad de Otto Frank, que opinaba que no debían crearse obstáculos económicos para visitar el lugar. Sin embargo, la Fundación Ana Frank, gestora de la casa, se encontraba al borde de un gran déficit financiero, y el experimento de solicitar una contribución de 1 florín holandés a cada visitante no provocó prácticamente ninguna resistencia tras su puesta en práctica, tampoco por parte de Otto.

Twee bezoekers bij de entree met bord toegangsprijzen (1979)
Dos visitantes en el vestíbulo junto al cartel con los precios de entrada (1979).

A mediados de los años noventa se puso en marcha una segunda renovación de la Casa de Ana Frank, más rigurosa aún que la primera. Este proyecto de restauración y renovación, necesario debido al siempre creciente interés del público y a la necesidad de una nueva presentación museística, se compuso de los cuatro elementos siguientes: 

  • conservación de la casa de atrás, en particular de la habitación de Ana Frank
  • reconstrucción de la casa de delante y los demás espacios de Prinsengracht 263: devolución a su estado en tiempos del paso a la clandestinidad
  • renovación de Prinsengracht 265
  • construcción de un nuevo edificio de grandes dimensiones en la esquina de Prinsengracht y Westermarkt.

El objetivo de esta restauración y renovación a gran escala de los años noventa fue hacer visible el sitio original descrito por Ana Frank, reconstruyendo la casa de delante y haciendo que una visita a la casa pasara a convertirse en una auténtica «experiencia».

La restauración y renovación duró cinco años, si bien durante todo ese período el edificio ―haciendo a veces grandes malabares― permaneció accesible al público. La reconstrucción de la casa de delante se llevó a cabo con ayuda de fotos antiguas, descripciones detalladas de Ana extraídas de su diario y recuerdos de ―entre otras personas― Miep Gies, que trabajó en ese lugar antes, durante y después de la guerra. Así pues, en la actualidad se respira en la casa de delante el mismo ambiente que cuando ella trabajó allí.

El nuevo edificio, erigido en el lugar donde en la década de los sesenta se levantaba una residencia de estudiantes, supuso una ampliación considerable del espacio destinado a museo y los servicios museísticos de la Casa de Ana Frank. Aparte, en la nueva construcción se instalaron los despachos y oficinas de gran parte de la plantilla y del personal de la Casa de Ana Frank.

El que en este lugar se volviera a reservar sitio para viviendas estudiantiles guarda relación con la historia de estos inmuebles en los años cincuenta y responde a un compromiso contraído a principios de los años noventa entre la Fundación Ana Frank, el ayuntamiento y la Universidad de Ámsterdam. Encima de la cafetería del museo, sobre Westermarkt, se crearon 24 unidades habitacionales destinadas a estudiantes.

Anne Frank Huis. Bezoekers in de rij voor het Anne Frank Huis.
Anne Frank House. Visitors waiting in line for the Anne Frank House.
El ala nueva de la Casa de Ana Frank.

También después de la restauración y renovación de los años noventa, en el museo siguió trabajándose con empeño en la conservación de los elementos originales de la casa de atrás que recuerdan la permanencia de los escondidos. Se trata de una necesidad primordial para preservarla para las próximas generaciones de la manera más auténtica posible.

Así, entre 1999 y 2008 se procedió a la restauración de la famosa «pared con imágenes» de la habitación de Ana, que se había tratado de manera primorosa en los años cincuenta, pero que durante la renovación de 1970 fue objeto de cierta negligencia.

A fin de mantener constante en lo posible la humedad relativa y la temperatura ambiente, en 2008 se instaló en el museo, con inclusión de la casa de atrás, un equipo de climatización.

De arriba abajo. La pared de las imágenes de la habitación de Ana Frank cubierta de plástico; Restauración de la pared de las imágenes; El taller de Nico Lingbeek.

Salvada del derribo El edificio se salva

La casa de atrás del inmueble situado en Prinsengracht 263, de Ámsterdam, sirvió de refugio para ocho personas durante dos…

Más...
Juli 1968, zomerconferentie

Centro juvenil internacional El ideal de Otto Frank

«La restauración del edificio está en plena marcha y esperamos poder abrir al público la casa de atrás este verano...

Más...

Renovación, ampliación y gestión Restauración y reconstrucción

Tras su restauración e inauguración, en 1960, la Casa de Ana Frank fue objeto de renovaciones a fondo en otras dos…

Más...
Minister Ronald Plasterk kijkt met belangstelling naar een getrouwe kopie van het dagboek van Anne Frank

Los diarios en el museo Famosos manuscritos

Quienes visitan la Casa de Ana Frank tienen ocasión también de ver los diarios y otros textos originales que Ana escribió…

Más...
Fototentoonstelling over Vietnamoorlog, jaren zestig

Exposiciones educativas Temas sociales

Ya desde su apertura al público (1960), la Casa de Ana Frank es más que un mero museo de historia...

Más...
Anne Frank Huis. Bezoekers bekijken de maquette van het huis.
Anne Frank House. Visitors looking at the model of the house.

Los visitantes de antes y ahora

La Casa de Ana Frank registra a menudo una gran afluencia de público...

Más...
Anne Frank Huis. Eerste ruimte van de museumroute. 
Anne Frank House. First room of the museum route.

¿Cada vez más historia? Tarea educativa

Desde la apertura de la Casa de Ana Frank al público (1960) muchas cosas han cambiado, aunque otras se han mantenido…

Más...