Exposición temporal sobre la corta vida de Ana Frank, que muestra fotografías, cartas y libros.

«Ahora ya tengo quince años»

  • Imprimir

«Ahora ya tengo quince años,» escribe Ana Frank el 13 de junio de 1944 en su diario. Lleva entonces dos años escondida.

Colección Ana Frank

Una colección especial.

Más...

Las fotografías y las cartas muestran a una muchacha vivaz y curiosa, que lleva una vida normal. Ana va al colegio, juega en la calle y les escribe a sus familiares. La ocupación alemana y las medidas antijudías cambian radicalmente su vida. Los Frank se ven obligados a esconderse y Ana se hace adulta a marchas forzadas. Adquiere una mirada crítica, tanto para consigo misma como con el mundo que la rodea. En la Casa de atrás se desarrolla hasta convertirse en una escritora talentosa.

Film on YouTube

Yo he cambiado, y mucho: completa y totalmente. Mis opiniones, mis pareceres, mi visión crítica, mi aspecto, mi carácter: todo ha cambiado. Y puedo decirclo tranquilamente, porque es cierto, que todo ha cambiado para bien.

Ana Frank, 25 de marzo de 1944

La exposición «Ahora ya tengo quince años» recorre la vida de Ana. De cada año de su vida se exhiben una fotografía, una carta u otro objeto representativo. Algunos se presentan por primera vez en la Casa de Ana Frank. No existen fotografías posteriores a 1942, año en que Ana cumple trece años y pasa a la clandestinidad.

Álbum de poemas de Juultje Ketellapper, una compañerita de la escuela Montessori, con un pequeño poema de Ana, julio de 1939. Al igual que Ana, Juultje no sobrevivirá a la guerra: muere asesinada en Sobibor el 9 de julio de 1943.

La escuela Montessori

Cuando Ana tiene cuatro años, su familia emigra a Holanda. Se instalan en una vivienda con vistas a la plaza Merwedeplein, de Ámsterdam. Ana se matricula en la escuela Montessori, cercana a su domicilio.

Junio de 1935. Ana ha cumplido seis años. Está sentada al fondo, en el centro; lleva un vestido blanco. En su curso hay treinta alumnos. Hasta donde se sabe, quince son judíos. Al igual que Ana, nueve no sobrevivirán al Holocausto.
Ana Frank en la escuela Montessori en 1940. Tiene entonces 11 años. De izq. a der., Martha van den Berg, la señorita Godron, Ana y Rela Salomon. Rela también es judía. Sobrevivirá a Bergen-Belsen y se mudará a los Estados Unidos.
Ab Reiner y Sol Kimel, dos compañeros de Ana Frank, judíos como ella. También se esconden, los detienen en febrero de 1945 y los liberan en Westerbork en mayo del mismo año. En la actualidad, ambos residen en Israel.

Nuevas adquisiciones

La exposición contiene una serie de nuevas adquisiciones. Otros objetos no se han exhibido nunca antes en la Casa de Ana Frank. Así, por ejemplo, se exhiben un juego de té de juguete y el libro «Sagas y leyendas de los Países Bajos», que Ana regaló a su vecinita Toosje Kupers justo antes de mudarse al escondite. Tenía entonces trece años.

 

El juego de té que Ana le regaló a su vecinita Toosje Kupers. Con motivo de la exposición, Toos Kupers lo ha obsequiado a la Casa de Ana Frank.
Una de las primeras cartas que Ana le escribe a su abuela residente en Basilea, Suiza, el 18 de diciembre de 1936. Ana tiene entonces siete años. La carta se exhibe por primera vez en la Casa de Ana Frank.

La exposición ha sido inaugurada por Hannah-Pick-Goslar

Hannah Pick-Goslar, que ya ha cumplido 83 años, narra la historia de su amistad con Ana. Las dos amigas se conocieron en el jardín de infancia y se hablaron por última vez en el campo de concentración de Bergen-Belsen. Hannah sobrevivió al campo y se mudó a Israel después de la guerra.

Ana y Hanneli Goslar jugando en la plaza Merwedeplein, mayo de 1940. Ana está por cumplir los once años.
Hannah-Pick Goslar en la inauguración de la exposición sobre Ana Frank, 11 de octubre de 2012.