Conservación prolongada de los originales

Conservación de la habitación de Ana Frank

  • Imprimir

«El proyecto de derribo de la casa de atrás debe detenerse. Si existe un lugar que exprese claramente la suerte que corrieron los judíos holandeses, es éste», informaba el periódico Het Vrije Volk (La Nación Libre) el 23 de noviembre de 1955. En 1957 se fundó la Casa de Ana Frank con objeto de restaurar el edificio abandonado y acondicionarlo como museo. En su discurso de inauguración, el 3 de mayo de 1960, Otto Frank afirmaba: «El edificio de Prinsengracht 263 se ha restaurado con objeto de conservar en lo posible la casa de atrás en su estado original. La casa de atrás no ha cambiado. (…) El empapelado de las habitaciones se ha renovado utilizando el mismo dibujo que el papel anterior, aunque una parte del viejo empapelado de la habitación de Ana, donde ella había pegado las imágenes, sigue allí, y también son originales las partes con el mapa de Normandía y las rayas que indican el crecimiento de las niñas».

Anne Frank Stichting

Visita la habitación de Ana en línea

Y descubre qué pasó cuando estuvo allí escondida.

Ir a La casa de atrás en línea (en inglés)

Secretos de la habitación de Ana

Descubre las historias detrás de las imágenes colgadas en la habitación de Ana.

Más...

Tienda en línea

El diario de Ana Frank y otros libros pueden adquirise en nuestra tienda virtual.

Ir a la tienda

Desde la creación de la Casa de Ana Frank, la conservación del empapelado con las imágenes ha sido un asunto prioritario para los administradores de la casa de atrás. En total se han llevado a cabo allí tres amplias restauraciones. Las dos primeras en el periodo 1957-1960 y 1970-1971. La más reciente y extensa, concluida en el verano de 2008, se ha centrado sobre todo en la habitación de Ana Frank.

Amplio plan de conservación

En 1999 se adoptaron las primeras medidas encaminadas a elaborar y ejecutar este amplio plan de conservación. La Casa de Ana Frank consultó a varios expertos nacionales y extranjeros. El plan de restauración resultante se llevó a cabo en varias fases. El plan abarcaba la realización de estudios climatológicos, históricos y de material. La conservación del empapelado con las imágenes se vio amenazada por una serie de factores. Las principales eran el deterioro intrínseco del papel original, a base de madera; el empapelado, que estaba pegado en parte directamente sobre el enlucido, aunque también sobre conglomerado, y el difícil control de las condiciones climatológicas en las pequeñas habitaciones. Los problemas eran complicados y en absoluto universales.

Vuelve la imagen de Sonja Henie

Todos los trozos de empapelado y las imágenes, las marcas de crecimiento y el pequeño mapa de Normandía han sido restaurados. Las imágenes que fueron soltándose después de la guerra se pegaron con cola sintética o incluso con cinta adhesiva, lo que tuvo consecuencias desfavorables para la conservación. Los restauradores lograron quitar tanto la cola como la cinta adhesiva sin provocar daños. A continuación, los trozos de empapelado se reforzaron con papel japonés y se adhirieron a unos paneles de aluminio con estructura de panal de miel, que, pese a su reducido espesor de tan sólo 13 mm, son muy resistentes e indeformables. Debido a que los trozos de empapelado se sujetaron a los paneles tan sólo por los bordes, resulta fácil desprenderlos. Esto se ha hecho pensando en futuras restauraciones. Para cada uno de los trozos de empapelado se ha confeccionado una vitrina a medida, para protegerlos del polvo y de otros factores externos.

Un detalle del empapelado en 1954.

La pared de la chimenea de la habitación de Ana ha sido restituida a su forma primitiva. Con ocasión de la adaptación de la casa de atrás para convertirla en museo, a finales de la década de 1950, la chimenea se recubrió con un material aislante, provocando que sobresaliera hacia delante. También el empapelado, debido a la nueva forma que adquirió la pared, se pegó entonces más hacia arriba y hacia la derecha. Al despegar luego el empapelado, surgió la posibilidad de eliminar el material aislante y la mampostería adicional en torno a la chimenea y reconstituir la pared lisa a su forma primitiva. Así pues, también los distintos trozos de empapelado y las imágenes pudieron ser devueltos a sus sitios originales. Lo mismo vale para una imagen de la patinadora y estrella de cine Sonja Henie que permaneció guardada durante años en un almacén. Ahora que la pared de la chimenea ha recuperado su forma lisa inicial, la foto de Sonja Henie ha vuelto a la habitación de Ana, a su lugar de siempre.

El reverso de las tarjetas postales

Al comenzar los trabajos de restauración, en 1999, se logró despegar sin riesgos del empapelado una única tarjeta postal –la de los chimpancés tomando el té– y leer el texto del reverso. Se trata de una postal enviada desde Inglaterra en 1937 por la madre de Ana, que estaba allí visitando a unos parientes y amigos. En el mismo periodo, en 1999, aparecieron «las imágenes detrás de las imágenes», que también pudieron despegarse del empapelado sin riesgos.

Abrigábamos la esperanza de que, al despegar todos los trozos del empapelado, en noviembre de 2007, pudiéramos ver con luz infrarroja el reverso de doce tarjetas postales. Lamentablemente, eso no fue posible. Despegar las tarjetas postales del empapelado entrañaba demasiados riesgos, y probablemente se dañarían. De momento, los textos (incluidos el remitente y el matasellos) de estas tarjetas seguirá siendo un misterio.

Conservación de las imágenes en las próximas décadas

Aparte de la restauración, una condición básica para la conservación de los trozos de empapelado y las imágenes originales fue la creación de un clima estable. Para conseguirlo, el museo fue provisto de climatización en su totalidad.

Gracias a los trabajos de conservación, podrán conservarse para futuras generaciones los rastros auténticos de quienes se escondieron en la casa de atrás. La habitación donde Ana Frank escribió su diario constituye para millones de visitantes de la Casa de Ana Frank el punto culminante de su visita.

New investigation Anne Franks manuscripts

The Huygens Institute for the History of the Netherlands (Huygens ING) and the Anne Frank House are to collaborate on a new…

Más...