Nueva exposición

Margot, la hermana de Ana

Margot Frank, 1939

Margot Frank, nacida el 16 de febrero de 1926, sale de la sombra de Ana, su hermana mundialmente famosa, a través de una modesta exposición en la Casa de Ana Frank dedicada especialmente a ella. Un grupo de amigas y compañeras de curso de Margot ha inaugurado esta mañana la exposición «Margot, la hermana de Ana». Durante el acto, Jetteke Frijda, una de sus mejores amigas, se refirió a su amistad con Margot y se mostró satisfecha con la exposición: «Toda la atención dispensada a Ana está muy bien, pero a Margot también hay que nombrarla.»

Margot, la hermana de Ana

Margot es una chica tranquila y seria a la que le gusta estudiar

Más

La exposición, que recrea una imagen de Margot Frank a través de testimonios filmados, fotografías, cartas y objetos varios, puede visitarse en la Casa de Ana Frank hasta el 15 de septiembre.

Buena, amable e inteligente

«A Margot no hace falta educarla, porque es la bondad, la dulzura y la sapiencia personificada.» Así describe Ana a su hermana en su diario el 27 de septiembre de 1942. La exposición confirma esa imagen de Margot –buena, inteligente y bonita– y echa luz, además, sobre su lado deportista, social y religioso. Así pues, pueden verse, entre otras cosas, fotos de Margot practicando esquí y patinaje sobre hielo, su diploma de natación y una medalla de remo, un pequeño diario de Jetteke Frijda con una inscripción personal de Margot, unas cartas enviadas por Margot a sus parientes, etc. Las citas de sus padres, Otto y Edith Frank, y de su hermana Ana Frank, así como varios testimonios filmados de sus amigas, esbozan en líneas generales el carácter de Margot.

Hermanas

Es la primera vez que se dedica especialmente una exposición a Margot Frank. Aunque se trata de una muestra modesta, ofrece a los visitantes la oportunidad de conocer mejor a la hermana de Ana. Sin embargo, poco llegarán a saber de lo que realmente pasaba por su fuero interno. A diferencia de Ana, Margot era introvertida y cerrada. Pese a sus diferencias, las hermanas tenían una buena relación, según cuenta en la exposición Bloeme Evers, que compartió con ellas su encierro en el campo de tránsito de Westerbork. Ana y Margot permanecieron juntas hasta el final. Margot murió en febrero de 1945, a los 19 años de edad, en el campo de concentración de Bergen-Belsen, unos días antes que Ana.