Joop van Wijk acerca de cómo Bep Voskuijl fue casi atrapada.

  • Imprimir

Transcripción traducida de una entrevista a Joop van Wijk realizada por Teresien da Silva. Laag Soeren, Holanda, 12 de agosto de 2009.

Ella no pudo conseguir suficiente para una semana entera, sino para dos días. Todo eso tenía que ser cargado en la parte trasera de la bicicleta en bolsas improvisadas. ¡Todo era muy difícil! 

Ella estaba cerca de Prinsengracht cuando fue detenida... ése fue un momento terrible, sin duda. Tienes 25, 24 años y eres descubierta con comida, era obvio, pero era una cantidad que ella pudo explicar. Dijo que era para su familia: eran diez bocas que alimentar. 

El alemán creyó su historia, pero era una situación difícil. Él quería la mitad de lo que tenía para dejarla ir. Ella tuvo que aceptar porque esos son momentos en los que no puedes pensar dos veces. 

Entonces, tomó la mitad. Más tarde, mejor dicho, al cabo de un minuto, era obvio que eso era una prueba que le puso el alemán, porque le devolvió todo. Se sintió muy contenta. Mi madre pensó que él había sido demasiado amable. Él era demasiado bueno y ella se fue demasiado fácilmente. Mi madre podía hablar alemán muy bien como para quedarse conversando, pero quería irse rápidamente, tan pronto le devolvió la comida.

Estaba de camino hacia Prinsengracht, pero no se dirigió a Prinsengracht porque la estaban siguiendo. El alemán se volvió a un compañero soldado y siguieron a mi madre. Si ella hubiera ido a Prinsengracht, hubiera sido descubierta. Ésta es la razón por la que mi madre creyó que el alemán había sido tan amable con ella. 

Entonces ella fue en su bicicleta hasta Lumeijstraat y permaneció allí. Ese día las personas escondidas no recibieron nada de comida, por mencionar un detalle asombroso.