Max Golberg acerca de Otto Frank y la publicación del diario.

  • Imprimir

Transcripción traducida de una entrevista con Max Goldberg.

Otto, en ese tiempo, estaba emocionalmente muy frágil. Hablaba sobre cosas, tan solo por unos minutos o segundos y sus ojos se llenaban de lágrimas. Él comenzaba a llorar junto con Hilde (N.T: la esposa de Max) y era muy difícil hablar de otras cosas que no fuera lo que había pasado. 

Hilde hablaba mucho con él acerca del libro y acerca de todas las personas que estaban involucradas en el libro.

Y como yo digo, lo que a mi más me impresionó , mi memoria lo recuerda perfectamente,  y es muy difícil de comprender- cómo él podía tolerar la publicación del libro en aquel punto y al mismo tiempo, ser tan frágil. ¿Cómo podría él hacerlo? 

Le pregunté repetidas veces: ‘¿ Quieres exponerte a todo esto?’ Y él decía: ‘Tengo que hacerlo, tengo que hacerlo, no hay otra, no hay otra opción.’