Conservación de la Colección Ana Frank

La biblioteca

Protegida con una capa de cristal

La biblioteca original que ocultó el escondite durante la clandestinidad está en exposición desde la apertura de la Casa de Ana Frank, en 1960. Con el tiempo, su estado ha empeordo enormemente. Y, es por ello, que ahora cuenta con protección parcial de cristal para evitar un mayor deterioro.

Conservación de la estantería

Un verdadero escondite

Johan Voskuijl es un mozo de almacén en Opekta y Pectacon. En agosto de 1942, confeccionó una estantería giratoria para ocultar el acceso a la Casa de Atrás. De este modo, el escondite de la familia Frank y de los otros escondidos. permanece en secreto hasta el 4 de agosto de 1944, día en que fueron arrestados.

‘Nuestro escondite se ha convertido recién ahora en un verdadero escondite.’

La estantería accesible al público

Otto Frank fue el único sobreviviente de la guerra de los ocho escondidos. Y su intención es abrir el edificio de la calle Prinsengracht 263 al público, aunque éste se encuentra en un estado deplorable. Es por eso que lo ha renovado completamente en el período 1958-1960. Durante esta renovación, la estantería giratoria fue reforzada y se le agregó un marco de metal. Desde la apertura oficial de la Casa de Ana Frank el 3 de mayo de 1960, la estantería original estuvo expuesta al público, sin protección alguna.

La estantería original

Los visitantes ingresan a la Casa de Atrás a través de la estrecha abertura que deja a su lado la estantería giratoria. Para muchos visitantes, recorrer la casa se convierte en una experiencia emocional. Intentan imaginar lo que debe haber sido estar encerrados por más de dos años, viviendo con miedo y desconectados del mundo exterior.

La autenticidad y la experiencia son muy importantes en el museo Casa de Ana Frank. La mayoría de los visitantes sienten mucho respeto por la estantería original. A pesar de ello, se ha dañado en los últimos 50 años. Con el creciente número de visitantes, el estado de la estantería se deteriora aún más.

Daño provocado por los visitantes

Las observaciones en el lugar y a través de las imágenes de la cámara dan una buena idea del comportamiento de los visitantes. Algunos tocan el armario o golpean la madera. Otros se aferran al armario para poder subir el escalón elevado que da acceso a la Casa de Atrás y unos pocos tiran del asa para ver si el armario se mueve. Todo esto provoca raspaduras y cubre al armario con suciedad superficial.

Estantería lista para el futuro

En el transcurso de los años, la estantería se ha limpiado regularmente y se han llevado a cabo restauraciones menores. Se han consultado a restauradores expertos en varias oportunidades.

Desde 2008 el estado de la estantería es continuamente evaluado. Cada año tomamos fotografías de todos los ángulos del armario. Asimismo, se la limpia y restaura, si es necesario. Todo esto para evitar mayor deterioro.

Con el tiempo, tomando en cuenta los informes sobre el estado y demás inspecciones, concluimos que había que tomar más medidas para proteger la estantería.  El letrero de advertencia "no tocar" no cumplía su efecto.

En 2013, investigamos cómo podría estar mejor protegida la estantería contra un mayor deterioro. La experiencia juega un papel importante en el museo y esto debería seguir siéndolo en el futuro.

Asesoramiento de expertos

Conjuntamente con varios expertos se buscó una protección sin restar importancia a la experiencia especial que el público percibe al ingresar a la Casa de Atrás.

Se organizó una reunión de expertos en junio de 2013. Varios curadores, un restaurador de muebles, expertos en interiores, un profesor de museología y varios directores de museos discutieron el futuro de la estantería.

Investigación del público

Después de la reunión de expertos, colegas de otros museos, conservadores y diseñadores pensaron en el futuro de la estantería.

También visitantes del museo y estudiantes de los Países Bajos y el extranjero han participaron en esta investigación. Les pedimos que respondan a las siguientes cinco diferentes opciones durante su visita a la casa:

  • La estantería está inseparablemente vinculada al lugar.
  • Tocar la estantería original le da una magnitud especial a la visita.
  • El original mueble puede ser reemplazado por una réplica.
  • La estantería se puede arruinar.
  • La experiencia no cambia cuando el original se presenta detrás de un cristal.
Resultados de la investigación

Diversas opiniones y argumentos emergen de la investigación. Tocar la estantería le agrega a muchas personas una magnitud adicional a la visita. Si la estantería está detrás de un cristal tal experiencia se puede ver afectada. Sin embargo, la mayoría, incluidos muchos estudiantes, indican que es mejor colocar la estantería (parcialmente) detrás de un cristal.

Algunos comentarios de la investigación:

  • No puedes tocar tampoco la pintura "La ronda de noche".
  • El público encuentra la estantería giratoria como algo mágico y este mueble contribuye a la formación de la idea en sus mentes de estar escondido. Por ello, la estantería nunca debería ser removida de esta habitación
  • La experiencia cambia, pero la pregunta es si eso es malo. Quizá hace que la estantería sea aún más auténtica para el visitante.
  • Solo ahora me doy cuenta de que la estantería es la estantería original.
  • Imposible que sea una réplica.

Una solución para mantener y experimentar la estantería con libros.

La conservación es importante, pero la experiencia también lo es. Por lo tanto, se prefirió proporcionar un blindaje parcial a la estantería. De esta manera, se reduce, en parte, la posibilidad de daño mecánico. Para tener una idea de cómo sería el resultado final, los arquitectos del despacho OTH hicieron una versión en maqueta.

Una capa de cristal para la estantería

Junto con el diseñador y el restaurador se elaboró un programa de requisitos y se presentó a la compañía Glascom. Los involucrados en el proyecto llegaron a un diseño final que sería una construcción de cristal en la que los dos lados y la parte superior de la estantería estarían protegidos por un cristal antirreflectante. El lado abierto de la estantería  donde se colocan los archivos no está protegido porque los visitantes no pasan junto a ellos.

El diseño ha tenido en cuenta que la estantería siga siendo fácilmente accesible para su mantenimiento y limpieza. También se prestó especial atención a la fijación de la estantería a la pared y a la capacidad de carga del piso. Primero se hizo un molde de madera para ver si encajaba la protección de cristal. Después se construyó la protección de cristal exactamente a medida. Y dicha protección se instaló el 8 de mayo de 2014.