Conservación de la Colección Ana Frank

Las paredes con fotos en la Casa de Atrás

Conservadas para el futuro

Las paredes de la Casa de Atrás cuentan sobre el escondite. Ana decora su habitación con fotos. Otto registra con marcas de lápiz en la pared el crecimiento de Ana y Margot y en el mapa, los avances de los aliados. Estas paredes se conservan para el futuro.

Conservación de la pared con fotografías de Ana

Un vistazo a la habitación de Ana

Colección de fotos de Ana en la pared

Antes del período de clandestinidad, Ana ya comienza a coleccionar imágenes de estrellas de cine y postales. Esta colección es llevada desde la vivienda en la calle Merwedeplein a la Casa de Atrás. En su diario, Ana escribe al respecto:

‘Nuestra pequeña habitación con paredes lisas, tenía un aspecto muy austero, gracias a papá que ha traído mi colección completa de postales y fotos de estrellas de cine con anterioridad, pude decorar con ellas una pared entera, pegándolas con cola y ha quedado todo muy bonito. Así que se ve mucho más alegre.’

Ana le dedica mucho tiempo a su colección. Incluso la va ampliando con nuevas fotos de revistas, que le traen los protectores. Saca algunas fotos de la pared y las pega una sobre otras. También les da unas cuántas fotos de las estrellas de cine a Peter, para que decore su propia habitación.

Marcas de crecimiento

En la sala de estar/dormitorio de la familia Frank están marcadas con lápiz unas líneas que muestran el crecimiento de Ana y Margot. Allí puede verse que Ana tuvo un período de crecimiento de golpe, de unos 13 centímetros en esos dos años. Margot crece apenas 1 centímetro.

Mapa de Normandía

Además del las marcas de crecimiento está colgado un mapa de la costa de Normandía. El 8 de junio de 1944, los Aliados desembarcaron en Normandía, Francia. Otto Frank corta un mapa del períodico De Telegraaf al día siguiente y lo cuelga en la pared. Y con chincetas sigue el registro del progreso de los Aliados.

Desde guardar y proteger hasta restaurar y conservar

Otto guarda las imágenes

A mitad de la década de 1950, aparentemente la Casa de Atrás no parece salvarse de la demolición. Es por eso que Otto decide, por lo menos, resguardar las marcas de crecimiento, el mapa de Normandía y las fotos de las estrellas de cine de Ana. Corta cuidadosamente el papel tapiz, desprendiéndolo de la pared y lo guarda de manera segura.

Finalmente, la Casa aún se conserva. En 1957, la organización Casa de Ana Frank se estableció con el objetivo de restaurar el edificio descuidado y abrirlo a los visitantes. Los trozos recortados de papel tapiz con las marcas de crecimiento, las imágenes y el mapa de Normandía vuelven a colocarse en su lugar.

Protección de las imágenes en la Casa de Atrás

En los primeros años, los cazadores de recuerdos tomaron pedazos del papel tapiz y también de las imágenes.  Las imágenes que cayeron de la pared fueron colocadas nuevamentes con cinta adhesiva por empleados de la Casa de Ana Frank. Debido a una pérdida de agua, las paredes se encuentran aún más dañadas.

En fotos de 1954 realizadas por Maria Austria y en fotos de los años ochenta todavía pueden verse algunas de las imágenes que actualmente están desaparecidas. Como por ejemplo, tres fotografías en la habitación de Peter. Más tarde, se coloca una protección de cristal delante de las imágenes para evitar pérdidas y daños adicionales por contacto.

Restauración y preservación de las paredes con imágenes

A principios de 2000, todas las paredes con imágenes fueron restauradas y conservadas. Hemos decidido no solo mostrar las imágenes como Ana las había puesto en la pared, sino también cómo se han ido transformando con el transcurso del tiempo. Incluyendo cortes, trozos faltantes, decoloración y manchas de humedad que surgieron en los años de la posguerra. Los trozos faltantes no han sido repuestos.

De esta forma, las fotos y el papel tapiz han sido restaurados

Los restauradores eliminaron primero la suciedad superficial. Luego, quitaron cuidadosamente las imágenes y repararon las fisuras. Las piezas sueltas fueron tratadas y resguardadas. Las fotografías recibieron una fina capa de papel japonés como apoyo. Y finalmente fueron fijadas nuevamente al papel tapiz original.

Después de la guerra, algunas de las fotos de despegaron y fueron nuevamente fijadas con cola sintética nociva o cinta adhesiva. Para evitar daños adicionales al papel, los restos de ese pegamento fueron eliminados.

Las piezas originales del papel tapiz también fueron reforzadas con papel japonés y se colocaron en paneles de aluminio de formato de nido de abeja. Dichos paneles de nido de abeja son fuertes, pero livianos y brindan un buen soporte para el papel tapiz.  Gracias a que las partes del papel tapiz solamente se fijan en los bordes de los paneles, se pueden separar fácilmente. Esto se realizó con vistas a futuras restauraciones. Una protección de cristal ha sido hecha a medida, para cubrir todo el papel tapiz. Actualmente está todo bien protegido contra el polvo y otras influencias externas. Todo el museo posee un sistema de control climático, para mantener la temperatura y la humedad en forma óptima.

Descubrimiento detrás de las imágenes

Insteresante descubrimientos surgieron durante la restauración. De esta forma logramos separar del papel tapiz la postal con la imagen de los chimpancés bebiendo té y leímos el reverso: Ana recibió esta tarjeta de su madre, quien la envió desde Inglaterra en 1937.

Asímismo, se pudo despegar algunas imágenes, que estaban pegadas una sobre la otra. Y las imágenes ocultas se hicieron visibles.

Preservar para el futuro

Gracias al trabajo de preservación perduran las auténticas huellas de las personas escondidas en la Casa de Atrás y se conservan así para las generaciones futuras. La habitación en la Casa de Atrás, donde Ana Frank escribió su diario es el punto más importante para muchos visitantes.