Discriminación e igualdad derechos

¿Donde está el límite entre la libertad de expresión y la discriminación?

La libertad de expresión es la posibilidad de decir, escribir, leer y publicar todo lo que quieras. Toda clase de ideas, opiniones y puntos de vista deben ser posibles de expresarse en público. La libertad de expresión es uno de los puntos básicos de los derechos humanos.

La libertad de expresión es un derecho humano importante para todos, pero el derecho a no ser discriminado lo es en igual medida. Nadie quiere ser privado de algo o excluido porque su origen especifico, color de piel o religión. La prohibición de la discriminación es inherente, de la misma manera, al núcleo de los derechos humanos. 

¿Qué pasa si discriminas a alguien en público con un determinado comentario? Uno puede expresarse sobre todo lo que quiera, pero ¿dónde está el límite entre la libertad de expresión y la prohibición de la discriminación? 

En general, la libertad de expresión tiene algunas limitaciones. Por ejemplo, no puedes simplemente revelar secretos comerciales (como datos de clientes o el proceso de producción) o un plan militar del gobierno. Y, en los casos de un estado de emergencia o una guerra, el gobierno puede limitar la libertad de expresión de los ciudadanos. 

Tampoco puedes culpar a alguien y difundir mentiras sobre otras personas. Y no se puede incitar a la violencia, la discriminación o el asesinato. Si haces eso, en la mayoría de los países, estás cometiendo un delito.  Por lo tanto, puede suceder que un juez condene a alguien alegando que él o ella incita a la discriminación.  

Aunque no siempre está claro dónde se encuentra el límite entre la discriminación y la libre expresión, existen pautas y normas que ayudan a determinar este límite.