En foco
None

Alemania 1933: De la democracia a la dictadura

En 1933, Hitler llega al poder y convierte a Alemania en una dictadura. ¿Cómo llegó al poder el partido nazi y cómo logró Hitler eliminar a sus oponentes?

La debilidad de la República de Weimar  tras la Primera Guerra Mundial

Alemania es una república desde 1919. Después de la derrota en la Primera Guerra Mundial, el Emperador Guillermo II abdicó. Muchos alemanes están descontentos con la nueva situación y desean volver al imperio. También muchas personas opinan que la socialdemocracia gobernante es culpable de la derrota en la guerra. Sin embargo, desde mediados de la década de 1920 la situación va mejorando paulatinamente en Alemania.

Esto finaliza en 1930. Por la crisis económica mundial, Alemania no puede pagar la deuda originada por la guerra, según se había establecido en el acuerdo de paz de Versalles. Millones de alemanes pierden sus empleos. Asimismo, existe una crisis política. Las formaciones del gabinete de gobierno renuncian una tras otra y constantemente hay nuevas elecciones. Resulta imposible obtener la mayoría para formar un gobierno de coalición.

Surgimiento del NSDAP

Con este telón de fondo surge el Partido Nacional Socialista de los Trabajadores Alemanes (NSDAP). Desde su lanzamiento en 1920, es un pequeño partido. Hitler con su talento para la oratoria consigue atraer más miembros. El partido se caracteriza por un nacionalismo extremo y el antisemitismo.

En noviembre de 1923, Hitler intenta tomar el poder, por medio de un golpe de estado. Lo cual resulta un gran fracaso. Hitler termina tras las rejas y un juez prohíbe el NSDAP. A finales de 1924, Hitler es liberado, después de cumplir una pena relativamente corta. Su carrera política no ha terminado aún. En la cárcel escribe Mein Kampf (Mi lucha), libro en el que describe sus planes para Alemania.

Los nazis tienen abierto de este modoel camino de la legalidad e intentarán llegar al poder, a través de elecciones.  Se benefician así con la crisis económica que comienza a fines de la década de 1920.

Es más, la utilizan como excusa para llevar adelante una feroz crítica del gobierno y el acuerdo de Paz de Versalles. Y dicha estrategia funciona. En las elecciones de 1928, el NSDAP obtuvo 0,8 millones de votos, en 1930 este número había aumentado a 6,4 millones.

Simpatía por los nazis

La simpatía de muchos alemanes hacia el NSDAP no se debe únicamente a su programa político. El partido irradia fuerza y dinamismo. Además, los líderes nazis son jóvenes, en contraste con demás políticos mayores de los partidos conservadores. Además, Hitler representa una imagen de líder fuerte, que va a unir al pueblo y poner fin a las divisiones políticas.

Los nazis se concentran en los votantes de todas las capas de la sociedad, en lugar de un grupo como trabajadores o católicos. También atraen a una gran cantidad de personas que antes no votaban. No obstante, en noviembre de 1932 el partido alcanza aparentemente su auge. La economía se está recuperando y el NSDAP obtiene el 11 % menos votos en las elecciones de julio de ese mismo año.

Hitler es nombrado canciller

Los partidos conservadores no consiguen suficiente apoyo de la población y presionan al Presidente Paul von Hindenburg para que nombre canciller a Hitler. Esperan con el partido NSDAP puedan formar un gobierno con mayoría. Más tarde, su expectativa de que puedan utilizar a Hitler para su propio programa quedará demostrado que fue una grave subestimación.

El 30 de enero de 1933 llegó el momento. Von Hindenburg dimite y nombra a Hitler como Presidente. “Parece un sueño: la Wilhelmstraße es nuestra", escribe el más tarde el ministro de propaganda Joseph Goebbels en su diario. Hitler no fue elegido por el pueblo alemán, pero sí llego al poder en forma legítima.

Gobierno nacional-socialista:  los nazis y el poder

Los nacionalsocialistas celebrar su victoria con una marcha con antorchas por las calles de Berlín. Desde el balcón de la cancillería, Hitler los observa con aprobación.  Sin embargo, hasta ese momento todavía no tiene el poder supremo. En el nuevo gobierno solo están dos miembros del NSDAP. Lo que sí logra Hitler es que sean nombrados en posiciones importantes.

En particular, el papel de Hermann Göring es importante. Se convierte en ministro sin cartera, pero obtiene el control de la fuerza de policía de Prusia, el área más grande de Alemania. Para los nazis, esta es una razón suficiente como para celebrar la "revolución nacional", pero muchos alemanes reciben las noticias de manera dubitativa.  Ya han visto muchos gobiernos ir y venir y no tienen esperanzas que el nuevo gobierno dure demasiado.

Incendio del Reichstag: primer paso hacia la dictadura

Desde un principio, Hitler empieza a acumular poderes. Un momento clave es el incendio en el edificio del parlamento Reichstag. El 27 de febrero de 1933 los guardias observan llamas en el tejado. Atrapan al presunto pirómano, un comunista holandés llamado Marinus van der Lubbe. quien es ejecutado en 1934, tras un juicio que fue mas bien un espectáculo. Nunca se encontraron pruebas de que tuviera cómplices.

Los líderes nazis se apersonaron rápidamente al lugar. Un testigo presencial contó que Göring , mirando al fuego gritaba: "Este es el comienzo de una revolución comunista. Ahora atacan. No tenemos tiempo que perder". Antes de que pudiera continuar, Hitler bramó: "A partir de ahora no vamos a mostrar ninguna misericordia. Quien se interponga en nuestro camino será sacrificado"

El Presidente de Estado Von Hindenburg anuncia la siguiente mañana que está en vigencia el Reglamento sobre Incendio del Reichstag. Esto proporciona la base para una dictadura. Los derechos civiles de la población alemana son suspendidos. La libertad de expresión ya no es un derecho inherente y la policía puede detener arbitrariamente a las personas y allanar casas. Los opositores políticos del régimen nazi están fuera de la ley.

La represión a los opositores

En este clima de intimidación, el 5 de marzo de 1933 tienen lugar nuevas elecciones. Las calles están llenas de carteles y banderas del partido nazi. Sin embargo, no fue la gran victoria nazis, como se esperaba. Con el 43,9 por ciento de los votos, el NSDAP no obtiene ninguna mayoría. Los partidos de izquierda KPD y SPD representan aun el 30% de los votos.

Los arrestos e la intimidación se incrementan. El gobierno prohíbe el partido comunista. El 15 de marzo ya hay decenas de miles de comunistas arrestados. Para alojar todos estos presos políticos se crean los primeros campos de concentración. Las condiciones alli son terribles. Las personas son maltratadas, torturadas y a veces, asesinadas.

En particular, los judíos y personas conocidas son los que más sufren.  Por ejemplo, los guardias de la SS del campo de Dachau, cerca de Munich, llevan a cuatro prisioneros judíos hasta las puertas del campo y les disparan. Luego, los guardianes afirman que las víctimas habían intentado escapar.

Hitler obtiene más poder

El 23 de marzo de 1933, el parlamento se reúne en Berlín. En la agenda está planeada una nueva ley, la '"ley del poder" Esta permite a Hitler promulgar leyes, durante cuatro años, sin interferencia del Presidente o del Parlamento alemán. El edificio donde se celebra la reunión está rodeado por hombres de la SA y la SS, ambas son organizaciones paramilitares del NSDAP, que habían sido designadas para ayudar a la policía.

Hitler en su discurso les intima a los presentes a elegir entre "La Guerra o la Paz". Es una amenaza encubierta para intimidar a quienes debían votar dicha ley.  De modo, ya no se trata de un Estado democrático. Con 444 votos a favor y 94 en contra, el Parlamento aprobó la Ley del Poder. La cual, fue hasta 1945, la base de la dictadura nazi.

La asimilación por parte de la sociedad

Ahora que Hitler ha reunido tanto poder llegó la hora que los nazis conviertan a la sociedad en su sociedad ideal nazi. Este proceso se denomina Gleichschaltung (Asimilación). Muchos políticos sospechosos y funcionarios judíos son despedidos. Los sindicatos, obligados, hacen lugar al Deutsche Arbeitsfront. Así impiden los nazis que los trabajadores pueden organizarse como opositores.

Los partidos políticos existentes son prohibidos. A partir de mediados de julio de 1933, Alemania es un estado de un solo partido. Asimismo, en el ámbito cultural y científico se lleva a cabo  una "limpieza". Todo aquello que “no sea alemán",debe ser eliminado, según los nazis. Por ejemplo, libros de escritores judíos, de izquierda y pacifistas son quemados.

La opresión de los judíos

En el período de la conquista del poder,  la energía destructiva de los nazis está centrada principalmente en contra de sus adversarios políticos. Los judíos alemanes constituyen una excepción. Como grupo no constituyen oposición para la ambición de los nazis. No obstante, son víctimas de la violencia, el acoso y la opresión. El 1 de abril de 1933, el gobierno inicia una campaña oficial contra los judíos. Anuncia un importante boicot a productos judíos. Es el primer paso en una serie de medidas contra los judíos, que finalizará en el Holocausto.

Hitler como único gobernante

Hitler y los nazis cambian a Alemania, tras llegar al poder y convertirse en una dictadura. Cada vez más utilizan medios jurídicos para darle una apariencia de legalidad. Paulatinamente, Hitler socava la democracia hasta convertirla en sólo una fachada. Sin embargo, el proceso no está terminado. Durante los 12 años de existencia del Tercer Reich, Hitler fortalecerá permanentemente su control sobre el país.


Literatura:
  • Boterman, Frits, Moderne geschiedenis van Duitsland (Amsterdam: De Arbeiderspers, 2005, 2á edición).
  • Evans, Richard J., The Coming of the Third Reich (New York, NY: The Penguin Press, 2004).
  • Friedländer, Saul, Nazi Germany and the Jews. Vol. I: The Years of Persecution, 1933-1939 ([New York, NY: HarperCollins 1997).
  • Hagen, William W., German History in Modern Times (Cambridge : Cambridge University Press 2012).
  • Kitchen, Martin, Modern History of Germany: 1800 to the Present, (Chichester [etc.] : Wiley-Blackwell 2012, 2á edicion).
  • Kershaw, Ian, Hitler, 1889-1945 (London : Allen Lane, 1998-2000).
  • Longerich Peter, Hitler: Biographie (München: Siedler, 2015).
  • Ullrich, Volker, Hitler. Vol. 1: Ascent, 1889-1939 (New York, NY: Alfred A. Knopf, 2016).
  • Wachsmann, Nikolaus, KL: a history of the Nazi concentration camps (New York, NY: Farrar, Straus and Giroux, 2015).
Referencias
  1. Calle en Berlín donde se concentra el poder político de gobierno en Alemania (entre otros la Cancillería).
  2. Citas originales de Rudolf Diels, Lucifer ante portas. Zwischen Severing und Heydrich (1949), p.142-144.