Casa delantera
None

Puesto de observación de la Casa de atrás

Alarma aérea, combates aéreos, bombardeos: los escondidos lo siguen todo con gran tensión, porque no pueden huir si algo sale mal. Peter usa la parte delantera del ático como un puesto de observación y Ana, a veces, también está allí.

Combates aéros sobre Ámsterdam. 'No tenemos más descanso nocturno'

Los escondidos están aterrorizados cuando se libran combates aéreos en Ámsterdam o cuando se bombardea la ciudad. No pueden huir de ninguna manera. 'Si quisiéramos huir en el peor de los casos, la calle significaría el mismo riesgo de muerte que un bombardeo.' (Ana Frank, 26 de julio de 1943.)