Información práctica

Accesibilidad al museo

Casa de Ana Frank

La Casa de Ana Frank es, en parte, una antigua casa en los canales de Ámsterdam. Estos edificios cuentan, generalmente, con escaleras empinadas, que pueden ser de difícil acceso para personas con movilidad reducida. Los visitantes en sillas de ruedas solo pueden visitar la parte moderna del museo.

Movilidad reducida

Lamentablemente, la parte antigua del museo con la Casa de Atrás no es accesible para las personas en silla de ruedas. La parte moderna, con la exposición temporaria, la cafetería y la tienda del museo, es accesible para los usuarios de sillas de ruedas, a través de una entrada especial. Asimismo, es posible realizar un recorrido  utilizando gafas de realidad virtual. Pregunta al respecto en el mostrador de información. El personal del museo estará encantado de ayudarlo.

Hay un aparcamiento para personas con movilidad reducida a 40 metros de la entrada al museo en la calle Westermarkt.

Personas ciegas y con baja visión

Personas ciegas y baja visión pueden escuchar la audioguía. Con el asesoramiento de la Asociación Real Holandesa para Perros de Compañía no es posible visitar el museo con perros guía.

Personas sordas y con hipoacusia

Para personas sordas y con hipoacusia tenemos a dispocisión en la recepción del museo información con los textos disponibles de la audioguía.