Los protagonistas

Auguste van Pels

‘Activa, jovial, coqueta y, a veces, hasta linda’, así la describe Ana, en su diario, a Auguste van Pels. Auguste van Pels tiene 41 años cuando junto a su esposo Hermann y su hijo Peter entra en la Casa de atrás. ¿Quién fue Auguste van Pels?

Auguste Röttgen contrajo matrimonio en 1925 con Hermann van Pels y obtuvo así la nacionalidad holandesa. La pareja se instala en la ciudad alemana de Osnabrück, donde vive la familia de Hermann. En noviembre de 1926 nace su primer y único hijo: Peter. 

El creciente antisemitismo preocupa demasiado a Auguste y Hermann. No creen que tengan futuro en la Alemania nazi y deciden mudarse a Holanda en 1937. 

En Ámsterdam encuentran una casa cercana a la de la familia Frank. No se sabe a ciencia cierta cómo se conocieron las familias Frank y Van Pels. Sí es un hecho que Hermann es contratado por sus conocimientos en especias en la compañía de Otto Frank. Auguste se dedica al cuidado del hogar. Eso significa que también se ocupa de ingresos adicionales, pues alquilan una parte de su vivienda a inquilinos, con el fin de ganar algo de dinero extra.

“Sin mi orinal para la noche no me siento como en casa”

Auguste, "la reina de la cocina"

A principios de 1942, Otto Frank y Hermann van Pels empiezan a preparar el lugar del escondite en una parte desocupada del inmueble comercial. Hay espacio suficiente para ambas familias. Una semana después que la la familia Frank se ocultara en la Casa de atrás, lo siguen también la familia de Van Pels. A Ana le causa gracia cuando llegaron, pues Auguste traía un orinal en una caja de sombrero. "Sin mi orinal para la noche no me siento como en casa" añadió, según Ana.

Auguste es, según Anne, "la dedicada ama de casa" de la Casa de atrás. Generalmente cocina y hace todo lo posible para preparar una sabrosa comida. Lo cual no es fácil en tiempos de escasez. Ana escribe que "el trabajo como reina de la cocina la tiene harta", pero lo sigue haciendo para mantenerme ocupada. Además aprende inglés, holandés y le gusta leer biografías y novelas.

Discusiones en tono elevado

Del diario de Ana es posible formarse una imagen de Auguste y su esposo Hermann que discutían continuamente, pero luego se reconciliaban pronto. Así fue que tuvieron una acalorada discusión cuando Auguste se ve obligada por Hermann a vender su abrigo de piel, para poder obtener algo dinero para financiar sus gastos en la clandestinidad.  

Ana: “No puedes imaginarte los gritos, los chillidos,los golpes y las palabrotas. Fue algo espeluznante. Los de mi familia estábamos aguardando al pie de la escalera, conteniendo la respiración, listos para separar a los contrincantes, en caso de necesidad.” Pero poco después, según de Ana, comienza el período de reconciliación de “Oh querido Putti” y “linda Kerli”. Auguste y Hermann se llaman mutuamente con nombres cariñosos: ella lo llama “Putti” y él a ella “su Kerli”.

“La familia Frank, tanto la madre como las dos hijas y la Sra. Van Pels eran un equipo, que permanecian juntas automáticamente.”

Unidas en el campo

La estancia en la Casa de atrás llega a su fin, cuando los escondidos son arrestados el 4 de agosto de 1944. Después de un paso por la cárcel, Auguste termina con los otros escondidos en el campamento de tránsito de Westerbork. No hay testimonios sobre su cautiverio allí.

Auguste sí se encuentra en la lista de transporte del 3 de septiembre de 1944. Junto con Hermann y Peter viajan durante tres días en un vagón para transporte de animales. atiborrado completamente. En la plataforma de Auschwitz-Birkenau debe despedirse de su marido e hijo. No se sabe si estuvo al tanto del destino de su esposo e hijo. 

En el campo, Auguste tiene apoyo en Edith, Margot y Ana.

Con Margot y Ana a Bergen-Belsen

En la noche del 1 de noviembre, Auguste junto a Ana y Margot son llevadas en el transporte de Auschwitz-Birkenau al campo de concentración de Bergen-Belsen. Bergen-Belsen está abarrotado, por lo que la administración del campo pone tiendas para los que ingresan. Dichas tiendas se vuelan, a causa de una tormenta violenta que se desata, entonces  las mujeres son ubicadas en barracas superpobladas con otras cientos de mujeres.

Auguste van Pels vuelve a ser transportada en febrero de 1945, el mes en el que mueren Margot y Ana. Y termina en Raguhn, un campo satélite del campo de concentración de Buchenwald. Unas semanas más tarde, debe irse de nuevo de allí: Auguste es transportada a Theresienstadt.

La muerte de Auguste

No está claro cómo exactamente muere Auguste. Dos testigos declaran que muere durante el transporte de Raguhn a Theresienstadt. Uno de esos testigos es Annelore Beem-Daniel, quien conocía a Auguste van Pels de las barracas de Bergen-Belsen. Ella declaró, al terminar la guerra, que Auguste, al igual que Ana y Margot, contrajeron la fiebre tifoidea y murió a su lado durante el viaje que las transportaba al otro campo. Con la ayuda de otra persona, Annelore habría levantado a Auguste del tren y la habría puesto junto a la vía, en el borde de la carretera. 

Aún más horrible es el testimonio de Rachel van Amerongen, la otro testigo. Ella declaró a la Cruz Roja el 28 de septiembre de 1945: “Durante el viaje de Raguhn a Theresienstadt, los alemanes arrojaron a Auguste del tren y muriendo de esta manera. Sra. Gusti van Pels-Röttgen, aproximadamente unos 42 años.” No se ha encontrado ningún otro testigo que confirme estas declaraciones.  

Referencias
  1. Instituto Neerlandés de Documentación de Guerra [NIOD], The Diary of Anne Frank: the critical edition (New York, NY: Doubleday, 1989), versión B, 14 de agosto 1942.
  2. NIOD, The Diary of Anne Frank, versión B, 14 de marzo 1944.
  3. NIOD, The Diary of Anne Frank, versión B, 29 de octubre 1943.