Los protagonistas

Jan Gies

Jan Gies es el esposo de Miep. Aunque no trabaja para la compañía de Otto Frank, es un director de la misma y uno de los protectores de las personas en la clandestinidad. Vista, a menudo,en la Casa de atrás y se ocupa de llevar libros y las cartillas de racionamiento.

Jan conoce a la familia Frank a través de su prometida Miep Santrouschitz. A partir de 1936, está presente regularmente en las reuniones de los sábados por la tarde, cuando la familia Frank invitamos a amigos y conocidos. 

Cuando los judíos ya no pueden ser propietarios de sus propios negocios, Otto Frank está muy agradecido de poder contar con la ayuda de Jan. Es él quien funda junto con Victor Kugler una compañía: Gies & co. como sucesora de la compañía de Otto: Pectacon y obtiene la función de director de dicha compañía. Así puede mantenerse la compañía de Otto fuera del alcance de las fuerzas de ocupación nazi, porque si hubiese tenido un dueño judío (Otto Frank) debería pasar bajo control alemán.

En la resistencia

Jan y Miep se casan en el verano de 1941. Otto es testigo y Ana lo acompaña. Edith no puede estar presente, debido a enfermedades de Margot y la abuela Holländer. La fiesta de boda se celebra en compañía de Otto. Ana les entrega una bandeja de plata, en nombre de su familia y el personal de la oficina.  

Jan se involucra durante la guerra en la resistencia. A raíz de su empleo como trabajador  social del municipio puede visitar personas y, por ejemplo conseguir papeles ilegales  También puede conseguir las cartillas de racionamiento, gracias a sus contactos.

Cuál era su trabajo específico en la resistencia no está claro. Jan Gies es un hombre silencioso de la resistencia. Obviamente, no habla de eso durante la guerra e incluso después de la guerra tampoco lo ve necesario contar detalladamente.    

Una noche incierta 

El 5 de julio de 1942 Hermann van Pels llama a su la puerta. Le cuenta que Margot recibió una citación. Y le pide si puede venir a la familia Frank para acarrear tantas cosas como sea posible para el escondite. Van de inmediato y llevan algunas cosas a la Casa de atrás, a través de su propio hogar. 

El 18 de julio, las personas escondidas organizan una fiesta especial en la Casa de atrás para celebrar el primer aniversario de casados de Jan y Miep Gies, Y ante la insistencia de Ana, Jan y Miep se quedan a pasar esa noche en la Casa de atrás.  A Ana le gusta la idea que sus protectores estén cerca de ella, pero Jan y Miep no cierran los ojos en toda la noche.

‘Satisfecho, el Sr. Gies se sienta en el sofá o se apoya en el escritorio, el periódico, la taza y, por lo general, el gato junto a él. Si uno de estos tres no se encuentra, no dejará de protestar.’

Almuerzo en la Casa de atrás

Jan llevaba regularmente libros a los escondidos.  A menudo, se queda en su pausa para almorzar en la Casa de atrás.  Allí recibe sopa y un postre, si es que hay alguno. Para los escondidos, las visitas de Jan son agradables, y además cuenta las últimas noticias de la ciudad. 

Además del cuidado de los escondidos en la Casa de atrás, Jan y Miep Gies también tienen en 1943 una persona oculta en su casa. El estudiante Kuno van der Horst se niega a firmar una declaración de lealtad. Todos los estudiantes holandeses deben jurar no oponerse al régimen ocupante nazi. Quien no firma esta declaración, corre el riesgo de ser llevado a la Alemania nazi. Jan y Miep le ofrecen refugio hasta que encuentran el riesgo demasiado grande. Y le piden que busque otro nuevo lugar. Kuno vuelve con su madre y sobrevivirá a la guerra.

'Algo está mal aquí'

Que la protección es arriesgada se puede apreciar el 4 de agosto de 1944. Ese viernes, Jan viene como de costumbre a Prinsengracht 263 para el almuerzo. Pero Miep lo espera en la puerta. Ella le entrega su bolsa. "Algo está mal aquí", le dice. Los agentes holandeses, dirigidos por SS-Hauptscharführer Karl Josef Silberbauer, han entrado al edificio ese día. Han arrestado a las ocho personas escondidas y a Johannes Kleiman y Victor Kugler. 

Jan puede escapar. Acude al hermano del protector Johannes Kleiman y juntos deciden regresar y echar un vistazo. Desde una distancia segura, ven cómo los arrestados están siendo evacuados.    

Acompañante de Miep

Para gran pena de Jan y Miep, Otto Frank es el único que regresa de los campos de concentración después de la liberación. Lo acogen y Otto vive con ellos por más de siete años. En ese período, Jan y Miep tienen un hijo, Paul. 

A diferencia de Miep, Jan permanece en segundo plano cuando se trata de Ana y la Casa de Atrás. Generalmente está presente como acompañante de Miep, cuando la entrevistan o cuenta su historia. Bromeando se llama a sí mismo: "el príncipe consorte".  Jan Gies muere el 26 de enero de 1993, a los 87 años.